26 oct. 2012

Orientación: reloj, astros, indicios...




ORIENTACIÓN UTILIZANDO EL RELOJ


Siempre que se emplee este procedimiento, previamente se debe corregir la hora oficial por la solar. 

La esfera de los relojes está dividida en doce horas; por ello la aguja horaria recorre un ángulo de treinta grados con una velocidad angular doble a la del Sol. Por tanto, si colocando el reloj horizontalmente se hace que la aguja horaria señale el Sol, la bisectriz de ésta con la alineación 6-12 marcará el Sur (hemisferio Norte).

En el hemisferio Sur, dirigimos al Sol la alineación 6-12 y la bisectriz con la aguja horaria señalará el norte.

clip_image002


clip_image002[4]



ORIENTACIÓN POR LAS ESTRELLAS.


Los tres métodos más empleados de orientación por las estrellas son: 

Orientación por la Polar.


De todas las estrellas, la denominada Polar es la que, por su situación, mínima variación y fácil identificación, permite conocer la dirección Norte. 

Para localizarla existen dos procedimientos: por medio de la constelación llamada Osa Mayor y por la constelación llamada Casiopea.

Encontrada la Osa Mayor, vulgarmente Carro, y prolongando cinco veces la distancia entre las dos últimas, A y B, en la misma dirección, en dicha prolongación se encuentra una estrella, que es precisamente la Polar, y que, a su vez, forma parte de la constelación llamada Osa Menor, de forma análoga, pero situada en sentido inverso que la Osa Mayor.
 
La constelación Casiopea está formada por cinco estrellas, que presentan el aspecto de una W, y en el centro de la línea que une la estrella Rucba de esta constelación, con la Mizar de la Osa Mayor, se encuentra la Polar.



image



Orientación por Orión.

La Constelación Orión (el Cazador), permite conocer la dirección Sur.

Para ello se traza una línea imaginaria que vaya de la estrella Betelgeuse (el hombro del Cazador) hasta la estrella Rigel (el pie del Cazador), las más brillantes de la constelación. El punto de corte de esta línea imaginaria con el horizonte terrestre marca la dirección Sur.

image



Orientación por la Cruz del Sur.


En el hemisferio Austral se puede encontrar el Sur localizando la conste­lación denominada Cruz del Sur; prolongando cuatro veces el brazo mayor, se alcanza un punto imaginario cuya proyección marca el Sur.

image



ORlENTACIÓN POR LA LUNA.


Este astro permite también orientarse, pero con menos precisión que los anteriores; hay que tener en cuenta las fases y saber que la Luna tiene forma de C cuando es decreciente, y de D cuando es creciente.

La posición aproximada de la Luna según la fase y hora es como se indi­ca en la figura. 

Estas observaciones sólo se verifican los días en que comienzan las fases, pues en cada uno de los sietes días que dura la misma, se retrasa diariamente su paso por el Sur.


clip_image002[6]




Para recordar fácilmente esta figura, se puede emplear la regla nemotecnia SOEOES: 

SO: Creciente.
Se ve durante la primera parte de la noche (de 18 a 24), recorrido de Sur a Oeste.

EO: Llena.
Se ve durante la noche (de 18 a 06), recorrido de Este a Oeste.

ES: Menguante.
Se ve durante la segunda parte de la noche (de 24 a 06), recorrido de Este a Sur.

  
image
   


ORIENTACIÓN POR INDICIOS.


Otra forma de orientación consiste en la observación de los indicios del terreno, algunos de los cuales son:

- Las veletas de las iglesias llevan una cruz en cuyos extremos están señalados los puntos cardinales con las letras N, E, S, O.

- En las iglesias románicas, la línea formada por la puerta y el altar marca la dirección Este-Oeste.

- Los tocones de los árboles cortados, cuando éstos están aislados, presentan las capas más separadas en la parte que mira al Sur.

- La humedad en árboles, piedras, tapias, etc., se manifiesta en mayor abundancia en las caras que dan al Norte, con la presencia en dichos casos de musgo.

- La nieve desaparece antes en las laderas que dan al Sur y se mantiene en las que dan al Norte.

- La vegetación de los montes es más abundante en la cara Norte que en la cara Sur.

- Las aves, en sus migraciones periódicas, siguen la dirección Sur al final del otoño, y la Norte al comienzo de la primavera.

- El viento, en cada región, suele tener direcciones más o menos dominantes  Si se conoce, no confiar en la momentánea corriente del aire, sino en sus efectos (árboles inclinados, inclinación de las acumulaciones de nieve o arena, etc.).

- Los insectos, al levantar la corteza de los árboles, se encuentran en la cara Sur.

- El agua, al salir por el orificio de un embudo, gira en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio Norte y al revés en el Sur.

La fiabilidad de estos sistemas, sobre todo aquellos en los que influye la naturaleza, ofrece más garantías cuando el tocón, árbol u objeto de observación esté aislado, pues si no se verá influido por la forma del terreno que lo protegerá más o menos y por los vientos dominantes.

Es recomendable usar siempre más de un método.  




ORIENTACIÓN POR INSTRUMENTOS DE CIRCUNSTANCIAS.


Brújulas de circunstancias.

En función de los materiales de que se disponga, es relativamente sencillo construir una brújula rudimentaria.

- Sistema de la aguja. Un pequeño trozo de metal ferroso (una aguja de coser es ideal), frotado repetidas veces contra un trozo de seda, en una sola dirección, se volverá magnético.
El empleo de un imán, será mucho más eficaz que la seda, frotando la aguja suavemente y en una sola dirección.


clip_image004



Si se dispone de una fuente de electricidad de 2 V o más (una pequeña batería seca, por ejemplo) se puede utilizar su corriente para magnetizar el metal. Se necesitará, también, un pequeño trozo de cable o alambre aislado (si no lo estuviera, se puede aislar la aguja con papel o cera), de manera que la aguja no toque el alambre  A continuación se unen los extremos del alambre a los terminales de la batería, durante 5 minutos por lo menos.

Suspendida la aguja imantada de un hilo, de forma que esté en equilibrio, señalará la dirección Norte-Sur. Debe evitarse cualquier nudo o deformaciones que pueda tener el hilo.

clip_image006

clip_image008


clip_image010

 
También se puede tender la aguja sobre un pequeño trozo de papel o lámina de corcho, flotando en un jarillo o lata. El papel o corcho, girará hasta colocarse la aguja en la dirección Norte-Sur.

- Sistema de la cuchilla. Una cuchilla de afeitar puede utilizar se como brújula magnetizándola mediante frotamiento contra la palma de la mano, y luego suspendiéndola como indica la figura.

Estos sistemas se complementan con cualquiera de los anteriores citados para identificar los extremos Norte y Sur.

image
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, si deseas contactar, indica una cuenta de correo electrónico, u otro medio, gracias.